Archivo de la Categoría “El principio de la historia”

Siempre estoy hablando de Joaquín, de lo mucho que lo quería y que lo quiero. Y es verdad: lo sigo queriendo con locura hoy que hace 26 años que nos dejó

Pero hoy quiero hablar de lo mucho que me quería, desde que nos conocimos… de como le saqué de ese mundo revenido y amarillento lleno de monjitas y curas, de crucifijos y misales, de rosarios y Rosarios… De la maravillosa vida en technicolor que vivimos juntos con nuestros hijos, hasta que él falto.

Recordando a Joaquín hoy, 26 años depués, le he pedido a mis hijos que me busquen fotos nuevas de él, pero sobretodo fotos en color…



 




Y precisamente hoy, 12 de Junio de 2017, veintiséis años después, veintidós mil ciento cinco días, sesenta años seis meses y un día después de que me lo escribieras quiero decirte una cosa y responder a lo que me dijiste el día 5 de diciembre de 1956:

Joaquín, jamás me olvidaré de tu cariñó, ni de tu existencia, jamás. Me acuerdo de ti cada día, cada momento desde ese fatídico 12 de junio de 1991, he pensado en ti todos y cada uno de los nueve mil cuatrocientos noventa y ocho días que han pasado. Y quiero decirte, recordarte que te quiero, que te quiero mucho, que te quiero con todas mis fuerzas y que nunca nunca me olvidaré de ti.

Jueves día 6 (Estoy en la luna, hoy es miércoles día 5)

Pienso que en cómo debía quererte si esta fuera la última noche de mi vida. Debía quererte mucho, muy intensamente pues será la última oportunidad que tenía de hacerlo. En esa situación debía de quererte todo, absolutamente todo lo que pudiera, hasta el máximo. Debía dejar recuerdo en tu vida de mi existencia y de mi cariño, de forma que fuera difícil que me olvidaras. Yo creo que así te quiero esta noche. Con la misma intensidad, con igual fuerza, como si fuera la última vez. Y lo maravilloso es que no es el fin sino el principio y que mañana podré quererte más que hoy. Pero hoy te quiero mucho, todo. Te quiero todo.

Y dicho esto te quiero dar un beso y decirte: Joaquín yo también “te quiero todo”.

 

 

Comments No Hay Comentarios »

Mucha gente no sabe lo duras que son unas oposiciones y más unas oposiciones a notarías. Hoy comparto con vosotros esta carta que mi marido, mi querido Joaquín al que amé y sigo amando, me escribió unas semanas antes de que le tocara examinarse. Se nota que está agotado, que no puede más, pero tiene esa esperanza de una vida mejor, esa vida conmigo, y sigue luchando.

arbol

Joaquín me quería, y si no os invito a leer esta carta, una de muchas, que mi hija ha sacado de dónde las tengo guardadas para que yo pueda compartirla con vosotros.

carta y margaritas

Criptana 14 Junio 1959

Hoy no ha traido el correo el papel de la agencia, por eso no te lo mando.

CUIDATE

Queridísima mía:

Soy todo amor para ti: mi vida todo es pura entrega a amarte. Me interesas tú porque eres mi vida, mi dueña, porque cada mañana el pensamiento de que tú existes y eres mía, me da fuerzas para vivir, me llena de felicidad, y te quiero mucho, mi bien, porque sencillamente no he nacido para otra cosa más que para amarte. Mi vida es amarte, darme a ti en amor. Eso es vivir y como cada mañana vivo, cada mañana te quiero aún más que nunca, cada mañana soy más tuyo. El amor, pequeña, siempre está creciendo, el amor nunca está igual, crece cada día, y cuanto más profundamente se ama, más crece el amor. Yo hasta conocerte a ti no sabía lo que era amor. Pero ahora sí puedo decirte que es algo apasionante y maravilloso, que da sentido y llena una vida. Que lo mejor que puede hacerse en este mundo es amar y que te quiero a ti, mi pequeña virgen, con toda mi vida, de una manera maravillosa y brutal. Eres mi todo, porque en ti está todo, en ti encuentro todo cuanto necesito para vivir, por eso te hablo de una maravillosa isla desierta para los dos. Porque en realidad, con tenerte a ti tengo ya todo para ser feliz.

Lolichi ¿Cuánto tiempo hace que no nos vemos? Yo he perdido el sentido del tiempo, nunca sé el día en que vivo y para poner las fechas en mis cartas tengo que mirar el calendario. Si a mí me preguntas cuanto hace que no nos vemos te diré que una eternidad. Demasiado tiempo para mis ganas de verte, demasiado tiempo para mi necesidad de ti, demasiado para todo el amor que tengo que entregarte. Hace mucho que no nos vemos y puedo jurarte que yo no sé vivir sin ti, que me falta todo cuando tú me faltas, que me eres imprescindible, que necesito estar junto a ti, vivir cada minuto a tu lado, ser testigo de tu vida, recoger con mi mano cada latido de tu corazón. Sueño con eso, con esa vida constantemente a tu lado. Sueño con esa proximidad de nuestro encuentro, en cómo me hablarás, que harás cuando me veas, como irás vestida. Quisiera conocer cada detalle, hasta el más pequeño para ir viviendo anticipadamente ese momento dichoso. Me figuro que tú sentirás igual, nuestras vidas son iguales y siempre pensamos lo mismo sobre las cosas y estoy convencido de que sueñas con igual intensidad que yo con el instante primero de vernos, y seguro que me verás en tu imaginación en la escalerilla del vagón, dispuesto a saltar a tierra y correr hacia ti como un loco. Ya falta menos mi virgen, falta ya poquísimo para ese encuentro nuestro, aunque entre tanto hayamos de pasar horas de incertidumbre y angustia. Falta poco para nuestra felicidad, ahora sí que se puede decir que hemos hecho el gran sacrificio y que solo nos queda un pequeño empujón, ya se toca con la mano el fin y pronto sabremos el resultado de todo. Entretanto yo te amo locamente y deseo aún más locamente verte, estar a tu lado, recibir todo eso que solo tú puedes darme y sin lo que me es imposible vivir. Mi pequeña virgencita, mi buena madrecita, mi mimosa y querida niña ¡cuánto te quiero! Tanto que no encuentro dentro de mí mismo cosa alguna que no sea amor hacia ti, todo lleno de ti estoy, como si yo fuera un templo y tú la diosa que lo habitaras. Tu eres mi tierra y mi cielo lleno de estrellas y cada mañana eres mi sol y cada noche mi luna y dentro de ti vivo y dentro de ti me alimento solamente de tu amor, de lo que de ti me viene, de tu maravilloso cuidado por mi deliciosa mujercita, mi deseada compañera, mi bien y mi todo. Lolichi mía, te quiero mucho. Siempre ocurre lo mismo palabras y palabras escritas y al final resulta que solo te llevo escrita una cosa: que te quiero. Porque no hay otra cosa que amor y por mucho que te hable siempre en resumen te diré lo mismo, que soy todo tuyo, que soy todo amor, o sea: te quiero mucho.

Hoy es la mañana de Domingo aunque quisiera saber en qué se nota que lo es. Solo en este pequeño consuelo de escribirte, solo en eso se nota, porque te iba a decir que te quiero más pero yo no espero a quererte más a que sea Domingo, para eso cualquier día de la semana me es bueno. Eso sí, nostalgia, sí que me llena en mayor medida que nunca. Durante mucho tiempo ha sido el Domingo el único día que nos hemos visto y por lo tanto el único día completamente feliz. Recuerdo lo rápido que pasaba el tiempo, esos Domingos, cómo se nos iba de las manos el día, como se nos echaban encima las 9 ½ y en que intensidad vivíamos esos últimos momentos como para compensarnos de la separación que nos aguardaba. Porque ahora nos consideraríamos felices viéndonos cada semana, pero cuando llega el caso nos parece eterna una separación así. Mi pequeña virgen querida, hoy es Domingo aunque no sabría decirte porque, pero yo lo siento en todo mi cuerpo, sé que es Domingo. Anoche hubo una tormenta de miedo y ya sabes de mi lo que pasa, me tomo un bellergal al irme a la cama y he dormido hasta las 9 en que llamando a la puerta no sé quién me han despertado. Los Domingos se levantan tarde y no se puede hacer ruido, está prohibido, pues pueden despertarse sus excelencias. Ayer a última hora subimos a los Molinos, es un alto sobre el pueblo donde hay 4 molinos de la época del quijote y que tiene unas vistas preciosas. Esta noche se van por fin, pues aquí no hacen nada, esa es la verdad y mi madre lo único que consigue es sufrir. Yo me alegro que se vayan aunque me quedo con unas ganas locas de salir corriendo también y no volver a aparecer en mi vida por aquí. Claro que dentro de poco lo haré y ese es mi consuelo pues si no no sé qué pasaría.

DSC07924-Edit(1)Estoy en deuda contigo pues me has escrito más cartas que jamás lograré yo igualar, ni en lo maravilloso ni en nada. Mis posesiones están ya muy conocidas para poder decirte nada nuevo. Ahora te pido que me ayudes. Coge mi foto en Meyba y figúrate que estoy así sentado a tu lado. Entonces tú pasabas tu mano por mí. Empiezas por los pies y subes hacia arriba, las piernas, luego el muslo, primero por la parte de afuera, luego por dentro. Puedes también abrazarte a mis muslicos, no sé porque, me parece que te apetece. Luego puedes continuar. Me parece estúpido te diga yo nada, pues con esa fotografía está todo dicho, estando así y ese mismo día, me cobijaste bajo tu falda ¿lo recuerdas? Nunca más lo has vuelto a hacer. Mis hombros quizás tengan su atractivo para ti, y los quieras acariciar, quizás también quieras acariciar la espalda caliente por el sol. Yo restregar contra mi tu carica, una y otra vez. Quizás quieras abarcar mi pecho con tus brazos para saber todo lo que es tuyo así de golpe. Quizás tengas que estar así mucho rato pues de momento no vas a tener fuerzas para separarte. Quizás, siempre quizás, pues con certeza eres tú la que sabrás que hacer, la que sabrás como acariciar y como besar y como abrazar. Tu sabes mi sabor, mi olor, lo que te gusta, lo que amas en mí, lo que necesitas y echas de menos. Es mi foto, esa foto la que ha de hablarte, decirte las cosas que yo no sé decirte, aunque sin palabras las siento en mi interior. Mi pequeña virgencita, todas esas posesiones son tuyas y te aguardan y yo las cuido para ti y son tuyas, muy tuyas. Te quiero mucho mi virgencita, mucho mucho, más que nunca, como jamás te he querido, con más fuerzas, con más intensidad, con mayor profundidad. Te quiero y esa es mi vida, amor, solo amor, he nacido para eso y para eso vivo. Tu eres mi todo, ya lo sabes, eres mi todo y en ti está todo cuanto yo pueda necesitar y en ti soy feliz, muy feliz. Te quiero.

Ya vuelvo de correos, que tiene sobre todo la ventaja de que voy yo solo y eso me hace descansar de la insoportable compañía de esta gente. Te voy a decir cómo voy vestido. Llevo el pantalón gris de franela, pero pronto me pondré el de verano. Las camisas de verano ya he empezado a usarlas. Hoy llevo la de color crema ¿la recuerdas? Para salir me he puesto el jersey gris que tú me hiciste y al que cada vez tengo mucho más cariño. Estoy más o menos como cuando tú me viste, un poco más viejo y desgastado, de gordo lo mismo aunque me parece que un poco menos de tripa y por lo tanto con mejor tipo. Yo creo que cuando me veas te gustaré, estoy seguro. Como te digo he ido a correos, he estado todo el rato pensando en ti, recordándote, queriéndote con toda mi fuerza. Ahora vuelvo y esta casa parece que mientras están fuera es más tranquila y puedo escribirte con tranquilidad y paz, como a mí me gusta. Esta tarde estudiando ¡que lata! Tengo ya ganas de estudiar menos o mejor aún de no estudiar. La verdad es que empecé cuando me llevaron a la escuela y aún no he parado. Luego quizás vaya al cine pues he visto que ponen una película que se llama “Otros tiempos” y aunque estoy muy seguro de que es mala me interesa verla pues está hecha con trozos de noticiarios antiguos y además conozco al que la ha hecho y quiero saber si aún es más tonto de lo que yo me creo.

loli_PlayaAhora, amor mío, pienso más en ti, en tu amor y en todo lo que te necesito. Te decía que eras mi obsesión y tengo que repetírtelo: eres mi dulce y maravillosa obsesión, que me persigue continuamente, día y noche, esté donde esté y haga lo que haga. Después de tu maravillosa carta intimica aún estoy más prisionero de tus encantos, aun me has hecho mucho más tuyo, mas intimicamente unido a ti. Bendita confianza que nos permite amarnos de esa forma. Yo no entiendo nada de nada y por lo tanto no se decirte si esa gran confianza es excepcional. Solo te digo que sin ella no sabría vivir, me sería imposible del todo, más en estas largas ausencias. En cuanto a mis posesiones son mucho más maravillosas que las tuyas. Para ti no, claro, pero para mí sí, tu nuca donde me gusta acariciarte metiendo mi mano abajo tu pelo, tu cuello…

Vivir siempre es mejor que pensar. He recorrido, a través de tu carta, todas esas posesiones mías. Las exploradas pues hay más cosas de las que no me hablas, de las que yo nada conozco pero que quizá algún día serán mías. Lo más atractivo en ti, tu maravillosa geografía me la has entregado una vez más, la has hecho mía, muy mía y yo he sido muy feliz recibiendo ese regalo tuyo, en el momento que más lo necesitaba, que más íntimamente unido a ti debía estar. Ahora me noto más acompañado, mi soledad es menor, ya no estoy solo, más que nunca has venido tu a mi lado, a ayudarme, a hacerme compañía, has venido y me has dicho: mi pequeño, descansa en mí.

Yo continúo haciendo mi vida. Estudio y estudio. Te escribo y leo tus cartas, pienso en ti y te amo, vivo para ti: un día a la semana puedo escribirte un poco más. Otro día viajo a Madrid. Te necesito más que nunca y te amo más. Ahora voy todos los viernes a Madrid, sin dejar ni uno. Ya lo sabes, por si se me olvida en el momento decírtelo. Ahora como ya estoy más próximo a examinarme tengo que ir sin falta a Madrid para el último toque, para hacer el último esfuerzo. Ya sabes que con el nuevo viaje no es tan cansado pero vuelvo rendido. Ten en cuenta que yo no tengo costumbre de moverme, estoy siempre sentado y la más pequeña cosa me cansa. Estudio mucho, esta semana igual que la anterior, no hago el cálculo pues me cuesta mucho trabajo pero ya sabes. La semana pasada no me mandaste premio, tienes que enviarme dos. Yo los apunto todos y muy pronto los cobraré todos. Las oposiciones van bien, es decir en esta semana han corrido mucho y a poco así no llegan a mí. Cuando me convoquen me tengo que ir allí, pues aunque tarda unos días en tocarme puede dar la casualidad rarísima de que corran mucho y me llegue sin estar yo allí, entonces sí que la hemos hecho buena. Así que tres días antes de examinarme, más o menos, estaré en Barcelona. Naturalmente estudiando sin salir del Hotel y las tardes a ver examinar algún rato. Bien de nervios y malos ratos. El mismo día que me examine, por la noche, sabré el resultado. A la mañana siguiente tengo que ir a ver a los miembros del tribunal pues hay costumbre de eso. Y ese mediodía emprendo el regreso a ser posible directo a ti o sino pasando por Criptana y corriendo a verte a ti. Estaré contigo un mínimo de 5 o 6 días, siempre el máximo que pueda. Si me suspendieran estaría más tiempo, eso ya lo sabes, pero de suspenso no hablemos, no quiero llenarme de complejos. Me parece que queda contestado todo lo que querías saber sobre la oposición si tienes más dudas pregúntamelo que yo te lo digo todo.

floresAhora repasaré tus cartas por si me queda algo por contestar. Robi no se examina, ha dejado de estudiar en absoluto y se casa en este mes sobre el día 25. Cuando una persona hace el tonto lo más seguro es que lo sea. Así que mi opinión es que Robi es tonto y con dinero para hacerlo a base de bien. Perdona la frase mía que te ha molestado, que no quiere decir absolutamente nada ¿es que no me puedo yo meter contigo? Además se exactamente lo que me vas a contestar cuando te digo una cosa. Aquí no lloran mucho pero están llenos de complejos sobre el luto y demás, llevan su velito para salir a la calle. Son también muy idiotas en esto, como era de esperar. Dime con tiempo cuando vas a Alicante y tu dirección que no la recuerdo. Yo diré que te escriban desde Denia para decirte cómo puedes ir allí, tengo muchísimo interés en que vayas, haz todo lo posible por complacerme. Esta tarde por fin voy al cine. Tu ve también, pero no a “La Muralla” por favor, escoge una buena. En el primer ejercicio José Mª sacó 30,75 que en Albacete era muy buena pues puntuaron muy bajo. Lo que tienes pensado para mi madre me parece bien, para ella ese siempre es un buen regalo. He recibido carta tuya hoy, no me gusta demasiado Jose Luis y su guitarra lo encuentro poco viril, prefiero los italianos y algún francés que los hay geniales lo que pasa es que los oímos poco. Me gusta te hayas arreglado el traje rojo de lunares, le tengo cariño ¿es solo para la playa o también para Cartagena? Te sentaba muy bien. Háblame mucho de ti misma ¿cómo te encuentras? ¿comes mucho? ¿trabajas? Dime a mi todas las cosicas, que tengo necesidad de saber muchas cosas de ti. Para ti mi vida toda, mi amor, mi ternura, mi ansia de verte, mis caricias, mis besos húmedos y calientes. Todo mi ser, mi todo. Muy tuyo para siempre

Joaquín.

tulipanes

Comments No Hay Comentarios »

¿No os habéis parado nunca a pensar porque algunos lugares son como un imán donde la gente le gusta hacerse fotografías? Pues yo sí.
Por ejemplo, yo vivía en la calle del Carmen número uno de Los Molinos (entonces un barrio señorial de Cartagena) ahora conocido como barrio Peral (aunque a mí no me gusta ese nombre).
Mi abuela (que se llamaba Caridad, como no) vivía en la calle Mercader una o dos calles por encima de la calle del Carmen.

Pues bien, enfrente de donde vivía mi abuela había una casa preciosa una mansión modernista de las que estaba en aquella época lleno Los Molinos.

La casa es conocida como Villa Esperanza aunque nosotros, cuando eramos chiquillos la llamábamos la “casa de Alcantú”, era de una familia de comerciantes de Cartagena y supongo que cuando yo era joven ya estaba en decadencia. Yo recuerdo que en mi calle vivían dos Alcantud, Matilde y Manolo (el novio de Matilde se llamaba Lalo y me acuerdo que tenía una moto con sidecar), parece que entre la familia se tiraron los trastos a la cabeza, también creo que malvendieron la casa…

 

VillaEsperanzaPues bien, como veis a lo largo de un siglo, mi familia y yo nos hemos fotografiado con Villa Esperanza al fondo. Pero voy a entrar en detalle.

Lola_Sanchez_Saura_Villa_Esperanza_2_color

La primera foto es de mi madre y yo la dato alrededor de 1912-14 (ella es una nena), se ve la fachada principal desde la calle Marineros y me gusta porque está coloreada a mano y se ve como ha pintado Villa Esperanza de color rojo. En otra foto el mismo día, se ve junto a una amiga y se lee perfectamente “Villa Esperanza”. Otro detalle curioso es la torre elevada (¿depósito de agua?) que se ve al fondo y que al menos existía todavia en 1957, tenía una veleta monísima que era un gallo, pero que se ha perdido tras la restauración.

Lola_Sanchez_Saura_Villa_Esperanza_amiga

Lola_Sanchez_Saura_Villa_Esperanza_amiga-2

La siguiente foto cronológicamente es de aproximadamente 1920, está hecha en la terraza de mi abuela en la calle Mercader. Mi madre está muy guapa.

Lola_Sanchez_Saura_Terraza

La foto a continuación está fechada por mi madre como 11 Noviembre de 1925. Se ve perfectamente dos ventanas, la bonita cenefa y parte del tejado de la casa. Es curioso (a parte de lo guapa que también está mi madre) detalles como los zapatos o la pulsera. Esta hecha en la misma terraza, pero mirando hacia la calle Mayor.

Lola_Sanchez_Saura_30_Noviembre_1925

Un año después mi padre ya debía estar cortejando a mi madre. Esta curiosa foto hecha seguramente en la última ventana de la casa, esta datada asi “Hecho el día 12 de Septiembre del 1926 en Los Molinos”

Jeronimo_Villa_Esperanza

Unos cuantos años después, en 1957 aproximadamente yo ya era novia de Joaquín. Me hacía fotos en el tejado de mi amiga Maruja, la panadera. En una de esas fotos se ve perfectamente Villa Esperanza al fondo:

loliprohibida

 

Lo más curioso es que el año 2012 cuando fue mi hijo a los Molinos se encontró con una casa preciosa a la que hizo varias fotografías ¿os imagináis que casa es? Pues si es la casa de “Alcantú”, Villa Esperanza, que ha sido restaurada y está preciosa, os dejo las fotos que hizo Joaquín.

Quiero desde aquí felicitar a las personas que han restaurado la bonita “casa de Alcantú”.

0F9C3707

0F9C3712

0F9C3709

Comments 3 Comentarios »

Adelina y Antonio Muñoz eran dos personas extraordinarias Joaquín y yo las queríamos muchísimo.

Antonio era el alcalde de Denia. Adelina era dentista. No tenían hijos. Cuando era Joaquín pequeño y vivían en Denia (porque el padre de Joaquín fue notario de Denia durante la guerra), Antonio y Adelina lo “adoptaron” lo llamaban “Joaquín de las calzas largas”.

El novio de Loli de Prada en las rocas Denia

Yo entré en ese mundo años después. Los conocí poco antes de casarme, y fueron para mi una influencia muy positiva.

Adelina fue una persona que impacto mi vida. Me enseño tantas cosas, que fue también como una segunda madre para mi. Vivía en un chalet por las rotas en Denia. Tenía un jardín con piscina precioso.

Foto_Recien_Casados_posiblemente_Denia_retocada_small

Los Prada vivían en las Rotas, una zona muy bonita de Denia enfrente del mar. Los chalets se llaman “rotas”.

Yo pase mi luna de miel en las Rotas, en una casa que nos dejaron que se llamaba Mariney.

Mariney_Denia

Allí Joaquín había conocido, de niño, a personas como Antonio Ventura, con el que mantuvo una relación toda la vida.

Denia_Ventura_Agosto_1948b

Joaquín había mantenido contacto con Antonio y Adelina, y cuando, años después, faltó Antonio él no dejó de ir a su entierro.

Recuerdo que estando Antonio ya muy malito fui con mi hijo Joaquín a Riu Rau, la casa de Adelina.

820430_Denia_10 820430_Denia_11 820430_Denia_12 820430_Denia_15 820430_Denia_16 820430_Denia_17 820430_Denia_18 820430_Denia_19 820430_Denia_20

¡Cuantos recuerdos! ¡yo quiero volver!

 

Comments 1 Comentario »

Joaquín con su "Hassel" practicando su pasión por la fotografía.

Joaquín de Prada con su “Hassel” practicando su pasión por la fotografía

Joaquin en Los Molinos

Joaquín en Los Molinos.

 

Londres_Liberty

Londres, su ciudad preferida, Liberty.

papa (2)

Joaquín de Prada en el apartamento de Gava.

 

Papa_Alicante2

Alicante, en su juventud.

Papa regadera

Joaquín de Prada con su “Hassel”, su fotómetro y su regadera.

papa_notaria2

Joaquín de Prada en su notaría.

papa_Grua

Joaquín de Prada en la obra de la casa nueva.

papa_mecedora_casa_vieja

Joaquín en “la casa vieja”.

papa_rotas

Joaquín de Prada, volviendo a sus orígenes, Denia.

papa_torresGemelas

Joaquín de Prada, en las torres gemelas de New York en 1983.

Image-10

El puerto de Cartagena.

Papa_Jardin_1974_2

Joaquín de Prada bajo su bonita pérgola de madera. El la llamaba su “umbráculo”.

Papa_TheTimes

En el Orient Express de camino a Venecia con los Ventura.

PAPA_ARENA_LOLI

En la nieve escribí tu nombre… y luego NO lo borré…

papa_aprox 1974_3

Joaquín de Prada, semiperfil, foto por Loli de Prada.

Papa bici

Joaquín de Prada, en Denia, con su bicicleta.

papa_sofa_casavieja

Joaquín de Prada en el sofá de la “casa vieja”.

papa_rotas 2

La antigua “rota” de los Prada en Denia viaje nostálgico en 1983.

571116_papa_A4_fixed

Joaquín de Prada en su juventud, guapísimo con el jersey de ochos que le hizo su querida Loli, y libreta en mano.

Comments 2 Comentarios »

Me gustan las fotos antiguas y los recuerdos. Por eso hoy quiero compartir unas fotos muy bonitas de Joaquín con vosotros.

Imaginaros, por ejemplo, una tarde cualquiera de abril, digamos de 1973. Joaquin está en su despacho. Tiene mucho trabajo. Pero para él lo más importante era su familia, es decir, nosotros y su madre.

¿Qué está haciendo?

Mirad las fotos con detenimiento a ver si lo adivináis. Son unas fotos preciosas que hizo mi hijo Joaquin en el despacho de su padre en lo que llamamos la «notaría vieja» de Hospitalet.

Papa_NotariaVieja (2)

Está con su máquina de escribir, la Olivetti Pluma, pero ¿que estaba escribiendo? ¿acaso un complejo testamento? ¿Acaso una larga escritura?

 

Papa_NotariaVieja (6) (2)

Pues no, está escribiendo una carta para su madre, Carmen González Pérez, unas cartas que le escribía y que luego ella iba poniendo en unos cuadernos de anillas que afortunadamente conservamos en su integridad. Es por ello que hoy podemos ver exactamente lo que estaba escribiendo Joaquín en esa cuartilla que tiene la máquina de escribir y podemos tener en las manos las fotos que él tenía encima de la mesa. Podéis verlo a continuación.

Cuaderno4_Abuela0000

Cuaderno4_Abuela0001

Cuando murió mamá, que es como ya sabeis yo llamo a la madre de Joaquín cariñosamente, lo único que le pedí a los hermanos de Joaquín es que me enviaran estos cuadernos junto con un libro de Resoluciones de la Dirección General de los registros y del notariado  que había escrito Joaquín y le había dedicado a su madre.

Es el principio de una carta preciosa y espero que os guste tantísimo como me gusta a mi.

Comments No Hay Comentarios »

Cartas y sobresMás tarde aún, saqué una carta de su madre (¡¡increible!!), así que la noche se me hizo corta porque yo quería ojear un poco todo aquel mundo. Necesité muchas más noches para poder hacer esto que digo, que era tan solo echar una ojeada.

Fue un poco mas adelante cuando entré de lleno en ese maravilloso mundo y leí totalmente todo, desde la primera a la última carta. Cartas de mis padres, cartas de la familia de Joaquín, y sobre todo, las cartas de Joaquín, las mías y las de su madre. Si tenéis en cuenta que sus cartas, escritas los domingos para mí, eran de siete folios con letra pequeña, os daréis cuenta que cada carta era casi como un pequeño libro. También existen cartas de una cuartilla, que eran cartas robadas al tiempo de sus estudios entre semana. Cartas no permitidas, pero que a mí me daban la vida.

Ese cuatro de febrero del año 2004 hizo en cierta medida que yo comenzara a volver a estar con mi chico, que me diera perfecta cuenta de que de algún modo yo podía hacer algo por él, que él me lo estaba pidiendo insistentemente. Entonces, reorganicé más a la perfección TODO, aunque me sentí incapaz de cambiar las cajas o los papeles que envolvían ciertas cosas, todo tiene más de medio siglo, en aquella época el papel era malísimo y no digamos los sobres, pero siguiendo el consejo de mi hijo Jose Manuel (escritor) compré en una tienda especializadísima unas bolsas (tipo dosier) donde fui poniendo carta por carta. Me costó dinerillo, eso sí, pero creerme está perfecto. ¡Ya para la eternidad! Es lo que usan en los museos. Van por fechas, con lo cual es facilísimo encontrar lo que sea, carta, diario, tarjeta, telegrama, fotografía ¡una maravilla!

Me da la impresión que el comienzo de mi blog se os va a hacer larguillo, por tanto intercalaré cosas para haceroslo más ameno. Por cierto, me olvidé. Lo primero que quería hacer es dar las gracias a Peter, el marido de mi hija, por su generosidad al instalarme este blog como regalo por el día de mi cumpleaños.

Y hablando de blog y de mi hija Cris, ella también tiene uno que yo hasta lo veo atractivo, claro que si el mío va de amor el suyo se centra en el mundo del sombrero y casi todo está en inglés. Tiene muchas fotografías de cosas que hace ella. Verlo apretando aquí y os enteráis.

Comments No Hay Comentarios »

Una noche, como otras muchas, no podía dormir… Me levanté de la cama (y eso que hacía frio eh!) y saqué una de las cajas, la caja de todos los escritos que tenía o creía tener de Joaquín (pues luego me han aparecido nuevas cosas). Aunque todo esto estaba super releido por mí en nuestros años de novios ¡el tiempo no me hizo borrar nada! pero si hizo que al tenerlo a él, a ciertas cosas yo no les diera la tremenda importancia que tenían.

Loli leyendo una carta de Joaquín

Saqué una primera carta al azar. En el fondo de mi corazón no sabía lo que estaba haciendo, lo que si sabía era que al estar tantos años sin Joaquín, tenía en mis manos algo que él un día escribió para mí. Que esa carta que yo tenía en mis manos, antes había estado en las suyas, que ahí estaban sus huellas, que ahí estaba su amor por mí, su cariño, su ternura, su dulzura, que ahí estaba lo que yo en esos momentos hubiera querido, retrocediendo en el tiempo, recuperar. Aquella era una carta increible, increiblemente preciosa (más adelante os la pondré en el Blog junto con más cosas). La leí entera. Eran las dos y media de la madrugada. La volví a colocar en su sitio y saqué una carta de las que yo le había escrito a él. Era similar a la suya. Le decía, como él a mí, que el mundo existía porqué en él estabamos nosotros queriéndonos.

Comments No Hay Comentarios »

Joaquín y Loli en Cartagena, 1956 Todo en la vida tiene su fecha, y yo Loli de Prada, la chica de Joaquín, un día ya un tanto lejano (concretamente el 4 de febrero del año 2004) dejando a un lado mi tristeza, mi agonía y mi dolor, decidí abrir aquellas grandes y repletas cajas llenas de cartas del amor de mi vida. Lo tenía todo bastante bien ordenado en esas cajas. Como primordiales, estaban por separado las cartas de Joaquín en una y en otra, igual de grande, mis cartas a Joaquín. Luego, había más cajas. Tened en cuenta que medio armario de mi dormitorio estaba dedicado a todo esto, porque yo, no se si es un defecto o es una virtud, lo guardo todo, absolutamente TODO. ¿Como no habría de guardar las cartas de amor del chico de mi vida, de mi familia, de su familia, de su madre (de quien tengo muchísimas), de sus hermanos, de sus amigos y compañeros en el mundo del notariado donde tan lejos llego y donde tan querido era por sus compañeros y por su propio Colegio. Tened en cuenta que cuando murió era vicedecano del Colegio Notarial de Cataluña. Él, cuando hacia una cosa se desvivía por ella, la hacia hasta llegar a lo mas profundo del tema y dedicaba horas y horas a ese Colegio Notarial de Barcelona al que tanto amó y en el que tan lejos hubiese llegado de no quitarle Dios la vida cuando empezaba a florecer. La Virgen de la Caridad de CartagenaLuego, están los compañeros de la carrera de Derecho en nuestra querida tierra que es Salamanca donde tanto lo quisieron y me quieren a mi (aunque yo soy de Cartagena de lo que me siento muy orgullosa y donde esta la preciosa Virgen de la Caridad la cual esta siempre presente en mi dormitorio). Finalmente están las cartas y documentos relativos al mundo del cine aunque yo ese mundo al que tanto he amado junto a Joaquín, lo tengo a parte. El mundo del cine de Joaquín lo tengo totalmente separado, son como dos mundos y en esta ocasión yo el mundo que necesitaba para poder subsistir era el mundo de nuestro AMOR.

 

Comments 1 Comentario »